Usted está aquí: La Parroquia Ecología

Hidrología

En la Parroquia Juan de Velasco/Pangor existe una cuenca importante que nace desde sus páramos, que corresponde al del rio Guayas, además existen un sin número de pequeñas lagunas, sobre todo en los páramos de la zona 1
SISTEMA MICRO CUENCA Área (ha) DISPONIBILIDAD DE AGUA (m3/año) NIVEL DE VULNERABILIDAD
Guayas R. Panza 2213,33 13.000.000 Levemente
Vulnerable
Guayas R. Coco 182,89 79.000.000 Levemente
Vulnerable
Guayas Cóndor Puñuna 2021,23 11.400.000 No Vulnerable
Guayas R. Pangor 10356,22 81.000.000 Levemente Vulnerable
Guayas Rallo 4016,43 31.000.000 Levemente Vulnerable
Guayas R. Malpote 5822,48 37.000.000 Levemente Vulnerable
Guayas R.Tangabana 3220,17 22.000.000 Moderadamente Vulnerable
Guayas Drenajes Menores 7776,05 64.000.000 Levemente Vulnerable

 

Fisiografía y Suelos

El suelo es considerado como uno de los recursos naturales más importantes, de ahí la necesidad de mantener su productividad, para que a través de él y las prácticas agrícolas adecuadas se establezca un equilibrio entre la producción de alimentos y el incremento de la población.

En cuanto a su geología, el 71% de los suelos de la parroquia son de tipo inceptisol los mismos que se caracterizan por un débil desarrollo de horizontes, origen volcánico reciente y ocurrencia típica en zonas recientemente deglaciadas. Los Inceptisoles se presentan en cualquier tipo de clima y se han originado a partir de diferentes materiales parentales (materiales resistentes o cenizas volcánicas); en posiciones de relieve extremo, fuertes pendientes, depresiones o superficies geomorfológicas jóvenes.

En su Geomorfología consideramos que el 60% de los suelos de la zona presentan pendientes abruptas mayores al 70%, y que un considerable 20% presenta pendientes muy fuertes que van de 50% al 70% se concluye que la mayoría de los suelos de la zona se encuentra limitados para el desarrollo de actividades productivas intensivas (por ejemplo: agricultura, ganadería, entre otras), siendo apenas el 20 por ciento de pendiente suave, la encontramos enla zona de Rumipamba, Juan Diego, Tepeyac Gatazo, Tepeyac Bajo, La Torre donde se dedican a la actividad agropecuaria.


 

Zonas de Vida

De acuerdo a información proporcionada por el Diagnostico situacional de Juan de Velasco/Pangor, para el caso de ecosistemas en la parroquia se identifica que el 32.1% corresponde a páramo herbáceo, con una área aproximada de 7793,608 hectáreas, donde habitan una infinidad de especies; El bosque natural y el exótico ocupan un 22.4% de todo el territorio.

Los páramos herbáceos (pajonales) ocupan la mayor parte de las tierras entre los 3.400 y 4.000 m.s.n.m. En su límite inferior se encuentra la Ceja Andina arbustiva o, frecuentemente, campos cultivados donde el bosque andino ya ha sido deforestado. Estos páramos están dominados por hierbas en penacho (manojo) de los géneros Calamagrostis y Festuca. Estos grupos de hierbas generalmente se entremezclan con otro tipo de hierbas y pequeños arbustos.

Flora característica: Calamagrostis effusa, C. Spp., Festuca spp. (Poaceae); Hypochaeris spp., Baccharis spp., Chuquiraga jussieui, Oritrophium peruvianum (Asteraceae); Gentiana sedifolia, Gentianella selaginifolia, G. cerastioides, Halenia spp. (Gentianaceae); Geranium sericeum, G. ecuadorense (Geraniaceae); Huperzia talpiphila (Lycopodiaceae); Lupinus smithianus, Lupinus, entre otras.

Fisiografía y Suelos

El suelo es considerado como uno de los recursos naturales más importantes, de ahí la necesidad de mantener su productividad, para que a través de él y las prácticas agrícolas adecuadas se establezca un equilibrio entre la producción de alimentos y el incremento de la población.

En cuanto a su geología, el 71% de los suelos de la parroquia son de tipo inceptisol los mismos que se caracterizan por un débil desarrollo de horizontes, origen volcánico reciente y ocurrencia típica en zonas recientemente deglaciadas. Los inceptisoles se presentan en cualquier tipo de clima y se han originado a partir de diferentes materiales parentales (materiales resistentes o cenizas volcánicas); en posiciones de relieve extremo, fuertes pendientes, depresiones o superficies geomorfológicas jóvenes.

En su Geomorfología consideramos que el 60% de los suelos de la zona presentan pendientes abruptas mayores al 70%, y que un considerable 20% presenta pendientes muy fuertes que van de 50% al 70% se concluye que la mayoría de los suelos de la zona se encuentra limitados para el desarrollo de actividades productivas intensivas (por ejemplo: agricultura, ganadería, entre otras), siendo apenas el 20 por ciento de pendiente suave, la encontramos en la zona de Rumipamba, Juan Diego, Tepeyac Gatazo, Tepeyac Bajo, La Torre donde se dedican a la actividad agropecuaria.

Usted está aquí: La Parroquia Ecología