Usted está aquí: La Parroquia Ecología Fisiografía y Suelos

Fisiografía y Suelos

El suelo es considerado como uno de los recursos naturales más importantes, de ahí la necesidad de mantener su productividad, para que a través de él y las prácticas agrícolas adecuadas se establezca un equilibrio entre la producción de alimentos y el incremento de la población.

En cuanto a su geología, el 71% de los suelos de la parroquia son de tipo inceptisol los mismos que se caracterizan por un débil desarrollo de horizontes, origen volcánico reciente y ocurrencia típica en zonas recientemente deglaciadas. Los inceptisoles se presentan en cualquier tipo de clima y se han originado a partir de diferentes materiales parentales (materiales resistentes o cenizas volcánicas); en posiciones de relieve extremo, fuertes pendientes, depresiones o superficies geomorfológicas jóvenes.

En su Geomorfología consideramos que el 60% de los suelos de la zona presentan pendientes abruptas mayores al 70%, y que un considerable 20% presenta pendientes muy fuertes que van de 50% al 70% se concluye que la mayoría de los suelos de la zona se encuentra limitados para el desarrollo de actividades productivas intensivas (por ejemplo: agricultura, ganadería, entre otras), siendo apenas el 20 por ciento de pendiente suave, la encontramos en la zona de Rumipamba, Juan Diego, Tepeyac Gatazo, Tepeyac Bajo, La Torre donde se dedican a la actividad agropecuaria.

Usted está aquí: La Parroquia Ecología Fisiografía y Suelos